pez piedra picadura venenoso

VIDEO: Conozcan al pez piedra, el más venenoso del mundo.

Este animal acuático recibe su nombre debido a su majestuosa capacidad para camuflarse obteniendo la apariencia de una roca.

Un australiano grabó un pez piedra en la palma de su mano, uno de los peces más venenosos del planeta que incluso puede ser fatal para los humanos.

El autor del video que fue publicado en TikTok en octubre del año pasado, afirmando que a pesar de caminar por las playas australianas, accidentalmente se econtró con este peligroso animal, aunque no se especificó la ubicación exacta.

En las imágenes se aprecia cómo el protagonista de la grabación levanta a la criatura marina deslizando su mano por debajo de ella y cuidando de evitar el contacto con su aleta dorsal, cuyas espinas son extremadamente peligrosas.

pez piedra

Pez piedra camuflado en el fondo marino.

Este pez piedra, conocido como «Synanceia horrida» por su nombre científico, vive en las aguas poco profundas en las regiones costeras del Indo-Pacífico y recibe su nombre porque se puede camuflar obteniendo la apariencia de una piedra.

Su poderosa neurotoxina se encuentra en la glándula subcutánea próxima a la base de las espinas. Es el más mortal entre los venenos de peces conocidos, a tal punto que su picadura, de no ser tratada, puede provocar la muerte.

Video de un encuentro con un pez piedra.

 

Pez piedra, el más venenoso del mundo.

Posted by Ana Maria Aristizabal on Saturday, November 7, 2020

Juan, concursante de La isla, sufre la dolorosa picadura de un pez piedra

pezp

Los espectadores del programa de supervivencia en España, pudieron ver como uno de los concursantes, sufría la picadura de un pez piedra en la playa. «¡Cortadme el pie!», gritaba loco de dolor. Tuvo que ser evacuado urgentemente en un helicóptero.

la isl

El pez piedra (género Synanceia) es el más venenoso que existe y, además de ser muy feo (quizás por eso se oculta), es un maestro del mimetismo, muy difícil de ver pero fácil de pisar.

Dolor atroz

Cada glándula segrega hasta diez miligramos de un veneno muy similar al de las cobras, tan potente como para matar a una persona en un par de horas entre atroces sufrimientos: una sola espina produce un dolor tan agónico y lacerante, que algunos picados enloquecen y muerden a quienes intentan ayudarlos.

¿Te gustó? Comenta o Comparte este artículo con amigos y familiares.